Mientras concedía una entrevista a través de una videoconferencia desde su casa, la 'webcam' del ministro de Deportes rumano se cayó y mostró a Ionut Stroe en lo que parecían calzoncillos.

La secuencia de los hechos, acompañada de la imperdible reacción del presentador, no tardó en hacerse viral en las redes sociales.

 

De hecho, el propio Stroe tuvo que tomar la palabra en su perfil de Facebook para asegurar que estaba en pantalones de deporte durante la emisión del programa y no en calzoncillos como se elucubraba en las redes.

"Domingo por la mañana, en casa, los trajes son más "deportivos", incluso cuando se entrevistan.(no tengo problema en volverme viral y conozco a todos los que van a saltar a criticar usar pantalones de esquí y zapatos en casa)", escribió el ministro de Deportes rumano.