Lydia Valentín ha vuelto a vivir una celebración en diferido. En la sede del COE, la haltera berciana ha recibido la medalla de oro de los Juegos de Londres 2012, una espera de más de seis años que acaba este 28 de febrero.

 

La descalificación de Podobedova, Zabolotnaya y Kulesha hicieron que Valentín fuese la campeona de su prueba. Todas fueron descalificadas por dopaje.

 

Esta será la segunda medalla que Valentín recibe a destiempo. En 2018, la haltera recibía la medalla de plata que logró en los Juegos de Pekín 2008. Acumula un total de tres preseas, buscando una cuarta en los próximos Juegos Olímpicos que se disputarán en Tokio.