Decía Muhammad Ali que pulsaba el interruptor de la luz y antes de que el cuarto estuviera a oscuras, él ya estaba dentro de la cama. Más rápido que la velocidad de la luz ironizaba el siempre increíble 'The Greatest'.

Pues con la imágenes que hemos conocido ahora y que ya acumulan miles y miles de visitas podríamos decir algo parecido...

 

Ahí le tienen, al siempre díscolo Mike Tyson a sus 53 años, dando una clase magistral de cómo moverse sobre un ring, o sobre la vida en general.

Porque el excampeón del mundo de los pesos pesados hace hasta cuatro sentadillas antes de desenfundar sus puños ante la atónita expresión de los allí presentes.

Una demostración inesperada de agilidad, que nos hace recordar al mejor Tyson, y claro, al mejor Ali.