Se calma la preocupación en Valencia por el paradero de Álvaro García Ramón. El joven jugador de rugby de 13 años, al que se le vio por última vez el pasado 10 de marzo a las 15:00 horas cuando se dirigía a su clase de violín, ha sido localizado por la Policía de Valencia.

Se trata de un jugador de las categorías inferiores del CAU Valencia, equipo de rugby valenciano.

"Necesitamos vuestra ayuda. De todo el rugby y el deporte valenciano. Álvaro no está en casa desde ayer. No sabemos nada de él. Su familia y su club estamos muy preocupados. Por favor ayudarnos a traerlo a casa", rezaba el texto publicado por el club levantino.

 

El Valencia CF y el Levante UD, así como la Federación de Rugby de la Comunitat Valenciana, también se han pronunciado en redes para tratar de localizar a Álvaro, cuya aparición ha sido un golpe de tranquilidad para su familia y allegados.