Susto mayúsculo el que se ha vivido en la NHL. El jugador de los St. Louis Blues Jay Bouwmeester sufrió un paro cardíaco mientras estaba sentado en el banquillo de su equipo.

 

El partido fue suspendido después de este episodio, con el equipo ofreciendo más detalles tras el susto inicial. "Afortunadamente, con la rápida respuesta de nuestros médicos y los de los Anaheim Ducks, se pudo estabilizar a Jay", cuentan en un comunicado.

 

De camino al hospital, Bouwmeester estaba consciente y podía mover sus extremidades. Ahora, está siendo sometido a diversas pruebas para comprobar su estado de salud.

Bouwmeester tiene la racha de partidos consecutivos más larga por un defensa en la historia de la NHL, con 737 partidos jugados entre 2004 y 2014. El partido será movido a otra fecha.