Incrédula situación la vivida en la MLB. Sergio Romo, lanzador de los Oakland Athletics, protagonizó una surrealista reacción cuando el árbitro se le acercó para registrar si llevaba una sustancia pegajosa para manipular la pelota. Ocurrió en el encuentro entre Oakland Athletics y Texas Rangers.

El 'pitcher' mexicano de los Athletics fue llamado por el colegiado cuando se dirigía al banquillo después de lanzar. El jugador se mostró muy enfadado y respondió al árbitro quitándose la gorra, los guantes, el cinturón e incluso llegando a bajarse los pantalones, en señal de que no tenía ninguna sustancia ilegal.

El colegiado, que ignoró la surrealista actitud del jugador, tan solo revisó la gorra de Romo, en la que no encontró ninguna sustancia pegajosa.

 

La liga de beisbol norteamericano está registrando a los lanzadores en busca de sustancias prohibidas en sus indumentarias que dificultan el golpeo de los bateadores al incrementar la rotación de la pelota.

Según la MLB, "cualquier lanzador que sea sorprendido utilizando sustancias ajenas podría ser expulsado del partido y posteriormente suspendido por 10 encuentros".