Chris Mclver es un jockey australiano al que se le conoce por sus reincidentes y graves faltas de conducta. El jinete ha vuelto a ser sancionado tras golpear a un caballo en el hipódromo de Doomben Racecourse, Queslaand (Australia).

Con esta ya son tres las veces que la han expulsado temporalmente de las carreras de caballos por el mismo motivo. El Comité de Integridad de carreras de Queesland le ha impuesto la nueva sanción tras patear en dos ocasiones al animal.

El australiano había vuelto a competición en noviembre, tras siete meses inhabilitado por azotar con su látigo a un caballo en la cabeza, durante una carrera de abril del año pasado en el complejo ecuestre australiano. Y en 2019 también fue castigado por golpear a otro pura sangre tras una carrera.

 

Uno de los comisarios de la competición ha declarado que las conductas inapropiadas del jinete australiano de 33 años deben ser erradicadas. "La sanción no solo debe disuadir al Sr. McIver también debe ilustrar a la industria de las carreras que estas acciones no deben ser toleradas", dijo Peter Chadwik, comisario jefe de caballos.