Tremendo susto el que se llevó el jockey Shoichi Kawahara. Antes de cruzar la meta en la carrera 6 de Himeji (Japón), tuvo un problema con su caballo y salió despedido a pocos metros de llegar a la línea.

Para no ser desclasificado, y a pesar de haber perdido completamente el control, el nipón de 62 años agarró con una mano riendas de su yegua de 6 años Vintage Pearl.

 

Afortunadamente, tanto él como el caballo salieron ilesos del incidente. En la clasificación, y a pesar de su increíble acción, Shoichi Kawahara terminó en el puesto 11º de los 12 que competían.