Indignación en Portugal por lo que le ocurrió el pasado mes de junio a un chico de 14 años que forma parte de un equipo de natación del país, el Clube Bairro dos Anjos. El joven fue abandonado por su equipo en un aparcamiento en Badajoz tras su negativa a raparse el pelo.

Al parecer, el entrenador era el encargado de rapar el pelo a todos los integrantes del equipo y el joven se negó a esto tras ver como al resto de compañeros le hacía figuras en el pelo con la máquina de afeitar, según informa 'Correo de Manha'.

Ante su rechazo a raparse, su entrenador y sus compañeros respondieron a esto humillándole y dejándole abandonado en un parking en Badajoz.

Esta situación tan lamentable no ha pasado desapercibida para el equipo portugués que tras conocer los hechos, ha suspendido de su empleo al técnico del equipo, Joao Paulo Frois. Además, también se enfrenta a un proceso disciplinar por provocar este incidente que no se debería volver a producir.