Ahí lo ven. Decidido a moverse por la zona de anotación tras anotar un Touchdown en el campo de los Giants.

 

Es el gato negro que ha protagonizado la jornada de la NFL en Estados Unidos. Porque jugaban los Giants de Nueva York y los Cowboys de Dallas, sí, pero a pesar de la victoria visitante por 18-37, la imagen viral de este encuentro disputado en Nueva Jersey fue la de este minino que obligó a detener el juego unos minutos.

 

Clay Martin paro el partido mientras el personal del MetLife Stadium intentaba despedir a este fino visitante que, tras vacilar en la salida, se llevó una ovación del respetable demostrando su gran estado de forma... y lo bien que cayó entre los aficionados.