El que fuera jugador de la NFL, Kellen Winslow II, ha sido condenado a 14 años de cárcel tras cometer múltiples violaciones a varias mujeres.

El exjugador de Tampa Bay Buccaneers o New England Patriots, entre otros equipos, conoció su sentencia tras comparecer vía telemática en el tribunal superior de San Diego.

Seleccionado para disputar la Pro Bowl de 2007, ha sido calificado por el juez del caso, Blaine Bowman, como "un depredador sexual" tras ser culpable de varias violaciones y otros abusos sexuales a cinco mujeres en el sur del California.

En concreto, Winslow ha sido condenado por violación forzada, violación a una persona inconsciente, intento de cometer violación, actitud lasciva y exposición indecente en público.

 

Su abogado argumentó en el juicio que su cliente sufrió un trauma en la cabeza, fruto de los golpes que recibió cuando era jugador de fútbol americano. Finalmente se le ha impuesto una pena de prisión de 14 años, tras firmar un acuerdo de culpabilidad.