Terremoto en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) después de que 'The Wall Street Journal' haya sacado a la luz los comentarios racistas, machistas y homófobos proferidos por Jon Gruden, hasta ahora entrenador de los Raiders de Las Vegas, antes de que llegase al cargo en 2018.

El técnico ha presentado su dimisión, explicando que se siente "avergonzado" y que "no había ni una pizca de racismo" en los correos destapados por el citado medio.

"Renuncié a mi trabajo como entrenador en jefe de los Raiders de Las Vegas. Amo a los Raiders y no quiero ser una distracción. (...) Nunca quise lastimar a nadie", ha señalado Gruden en un comunicado publicado por el club de la NFL.

 

Mark Davis, propietario del equipo, también se ha pronunciado: "He aceptado la renuncia de Jon Gruden de su papel como entrenador en jefe de los Raiders de Las Vegas".

 

'The Wall Street Journal' ha revelado que el técnico realizó una comparación racista para describir al líder del sindicato de jugadores, DeMaurice Smith. Además, tildó al comisionado de la NFL Roger Goodell un "maricón" y un "idiota anti-fútbol despistado".

A su vez, se han destapado e-mails en los que denigra el surgimiento de árbitras, critica a los jugadores que se arrodillaron durante el himno nacional de Estados Unidos y carga contra el reclutamiento del único jugador que se ha declarado abiertamente gay en la NFL, Carl Nassib.