La Policía del municipio madrileño de Parla quiso tener un bonito detalle con Javier Castillejo tras su enorme dedicación para ayudar a las autoridades y servicios sanitarios durante la pandemia del COVID-19.

El excampeón del mundo de boxeo, con su escuela cerrada dado el estado de alarma, es voluntario de la Cruz Roja y ayuda llevando la compra a los domicilios de distintas familias y colaborando en lo que se le pide.

 

'El Lince', como se le conocía en el cuadrilátero, recibió la visita de hasta tres furgones policiales en la puerta de su casa para aplaudirle al son de las sirenas y luces azules.

Javier Castillejo fue campeón del mundo de los pesos medios y de los pesos superwelter. Además, recibió la medalla de oro y de plata de la Real Orden del Mérito Deportivo en 2009 y 2010, respectivamente.