Donald Trump, presidente de Estados Unidos, antes del regreso de la mayoría de competiciones deportivas en el país, mostró su oposición tajante a aquellos deportistas que se arrodillasen antes de la interpretación del himno estadounidense.

"Con muchas ganas de deportes en directo, pero en cualquier momento que vea a un jugador arrodillándose durante el himno nacional, una gran falta de respeto hacia nuestro país y nuestra bandera, el partido se habrá terminado para mí", rezael mensaje que publicó Trump.

Sin embargo, en la vuelta de la Liga de Béisbol, los jugadores de los Washington Nationals y los New York Yankees hincaron rodilla para apoyar al movimiento 'Black Lives Matter'.

La temporada de la Major League Baseball (MLB) debería haber arrancado el 26 de marzo, aunque al igual que el resto de competiciones, cesó su actividad dada la crisis del coronavirus.

 

A su vez, en otras disciplinas como la Major League Soccer (MLS), jugadores y técnicos también se han unido a las protestas que comenzaron tras la muerte de George Floyd a manos de un policía en Minneapolis en mayo.

El más sonado ha sido el de Thierry Henry, mítico exfutbolista francés y actual entrenador del Montreal Impact, quien se arrodilló durante ocho minutos al inicio del encuentro de su equipo, el mismo tiempo que estuvo Floyd con la rodilla del policía presionando su cuello.