Colin Kaepernick es, sin duda, uno de los principales iconos de la lucha racial en Estados Unidos. Al exquarterback de los 49ers de San Francisco le costó su carrera alzar la voz contra las injusticias e hincar la rodilla cuanto se reproducía el himno del país norteamericano.

"No voy a levantarme y mostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a la gente negra y de color. Para mí, esto es más importante que el fútbol y sería egoísta por mi parte mirar hacia otro lado", explicó Kaepernick, quien posteriormente perdió su puesto en el equipo.

Tras la muerte de George Floyd en un caso de brutalidad policial, el exjugador de la National Football League (NFL) se volvió a erigir como uno de los grandes defensores de los derechos de la población negra en Estados Unidos.

Ante la importancia y repercusión de los hechos, Disney ha decidido proponerle a Kaepernick la realización de una historia sobre su vida, desde sus inicios en la NFL hasta su activismo actual en la lucha antirracista.

"Estoy emocionado de anunciar este acuerdo histórico con Disney a través de todas sus plataformas para promover a directores, creadores, contadores de historias y productores negros y mulatos, y para inspirar a la juventud con perspectivas auténticas y convincentes", apuntó Kaepernick en un comunicado.

"Espero poder compartir la docuserie de la historia de mi vida, además de muchos más proyectos culturalmente impactantes que estamos desarrollando", añadió.

Bob Iger, presidente ejecutivo de Disney, afirmó que es "importante" crear un "contenido diverso": "Durante este tiempo sin precedentes, The Walt Disney Company sigue comprometida con la creación de contenido diverso e inclusivo que sea importante".

"La experiencia de Colin le da una perspectiva única en la interacción de los deportes, la cultura y la raza, que sin duda creará historias convincentes que educarán, iluminarán y entretendrán, y esperamos con interés trabajar con él en esta importante colaboración", zanjó.

Aún no se han ofrecido fechas oficiales sobre cuándo se estrenará la serie, aunque dada la situación actual, con el coronavirus azotando duramente a Estados Unidos, su llegada a la gran pantalla no se espera antes de 2021.