Tiger Woods está fuera de peligro recuperándose de la larga operación a la que se ha sometido tras el accidente que sufrió este martes. El golfista norteamericano se estrelló con su vehículo y, gracias a la llamada de un tercero, los equipos de emergencia se personaron rápidamente en el lugar de los hechos para atender al deportista.

El accidente ocurrió a eso de las 7:12 de la mañana y de inmediato fue trasladado al hospital Harbour UCLA de Los Ángeles.

Allí se ha sometido a una "larga cirugía" debido a las lesiones que le ocasionó el accidente en el pie, tobillo, la tibia y el peroné de su pierna derecha.

Así lo ha informado su equipo de comunicación a través de un texto publicado en redes sociales en el que actualizan el estado de salud de Tiger.

"(Woods) ha sido sometido a una larga cirugía en la parte inferior de la pierna derecha y el tobillo después de ser llevado al hospital", reza el citado texto.

 

"Está despierto, receptivo y recuperándose en su habitación del hospital", añade.

A su vez, Anish Mahajan, director médico y director ejecutivo interino del Centro Médico Harbor-UCLA, ha dado más detalles del estado de Woods: "Sufrió importantes lesiones ortopédicas en la extremidad inferior derecha que fueron tratadas durante una cirugía de emergencia por especialistas en traumatología ortopédica".

"Las lesiones adicionales de los huesos del pie y el tobillo se estabilizaron con una combinación de tornillos y pasadores. El trauma en el músculo y los tejidos blandos de la pierna requirieron la liberación quirúrgica de la cubierta del músculo para aliviar la presión debido al hinchazón", ha puntualizado el médico.

Un exceso de velocidad, posible causa del accidente

Alex Villanueva, sheriff del condado de Los Ángeles, ha confirmado que la investigación señala a que Woods conducía "a alta velocidad".

"Iba a una velocidad relativamente mayor a lo normal. Debido a que es cuesta abajo, se inclina y también hace curvas, esa área tiene una alta frecuencia de accidentes. No es infrecuente", ha explicado Villanueva.

Sobre el momento del accidente, el sheriff ha confirmado que Tiger estuvo consciente en todo momento: "La gente suele estar en shock tras un accidente así, pero a él le preguntamos su nombre y respondió al instante, así lo reconocimos. Luego decidí esperar a los bomberos. Al sacarlo, el señor Woods no era capaz de sostenerse por su propio pie".

En las próximas horas continuarán esclareciéndose los detalles del siniestro y se irá actualizando el estado de salud del golfista norteamericano, que afortunadamente se encuentra fuera de peligro.