En el partido de la NHL que enfrentaba a los New York Islanders contra los Montreal Canadiens, tuvo lugar un fatal accidente que, con solo ver las imágenes, sobrecoge el alma.

Johnny Boychuk, de los New York Islanders, vio como la cuchilla del patín de Artturi Lehkonen (Montreal Canadiens) impactaba con dureza en su cara después de que el rival cayera al suelo tras resbalarse.

 

Este incidente hizo que tuvieran que aplicarle a Boychuk 90 puntos de sutura en la cara. "El corte es aterrador... en la zona de la cara y los ojos", explicó Barry Trotz, entrenador de los New York Islanders.

El presidente del club de la NHL también quiso tranquilizar a los aficionados que estaban preocupados por el estado de salud del jugador: "Boychuk no ha sufrido daños en su ojo. Johnny sintió que la cuchilla del patín le golpeó su ojo, pero afortunadamente solo se tocó el párpado".

 

Además, después de la intervención por parte del cirujano, el propio Boychuk se manifestó a través de sus redes sociales para explicar que "por suerte" está bien: "por suerte para mí el patín sólo me cortó el párpado".