Fernando Alonso, Lionel Messi y Sergio Ramos han sido algunos de los deportistas que se ha unido a la solicitud que ha realizado UNICEF para enviar cuanto antes más vacunas a los países más pobres. Estas tres figuras del deporte mundial han firmado una carta de la ONG en la que piden a los países del G7 ( Reino Unido, Canadá, EEUU, Japón, Alemania, Francia e Italia) acelerar el envío de vacunas a los países más necesitados.

El G7 se ha reunido el pasado fin de semana y ha acordado la entrega de alrededor de 870 millones de vacunas a países en vías de desarrollo. Está previsto que la mitad de esas dosis lleguen a finales de año. Algo que reprocha UNICEF en su carta, donde además recrimina a COVAX (Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid) la falta de 190 millones de vacunas a países con menos recursos.

"Los análisis de UNICEF muestran que los países del G7 pronto tendrán las suficientes dosis como para donar un 20% de sus vacunas entre junio y agosto, más de 150 millones de dosis, sin retrasos significativos en los planes de vacunación de dichos países. Les pedimos que hagan estas donaciones urgentes antes de agosto y que establezcan una hoja de ruta para aumentar las donaciones a medida que aumentan los suministros. Los pronósticos sugieren que podrían estar disponibles para donación hasta mil millones de dosis para fin de año", se lee en la carta abierta de la ONG.

 

"UNICEF ya está sobre el terreno entregando vacunas en nombre de COVAX, la iniciativa internacional de equidad de vacunas. Pero en este momento, COVAX tiene 190 millones de dosis por debajo de donde debe estar, lo que deja a las personas vulnerables peligrosamente desprotegidas. Algunos países se han comprometido a donar vacunas a finales de este año, pero ahora se necesitan dosis", reza en el comunicado que ya han firmado embajadores de UNICEF como David Beckham y Pau Gasol.