Juan de Dios Román, el gran icono del balonmano español y leyenda de los banquillos, ha muerto a los 77 años tras sufrir un derrame cerebral irreversible. El extremeño entregó prácticamente toda su vida a un deporte en el que hizo historia con la Selección, llevándola al podio olímpico hasta en dos ocasiones.

Y es que bajo su mando España alcanzó grandes cotas dentro del balonmano mundial y europeo. A los dos bronces en Atlanta y Sidney, se suma otro más en el Campeonato de Europa de Croacia en el 2000 y dos platas en los Europeos de España 1996 y de Italia 1998.

A nivel de clubes, Juan de Dios Román es uno de los más laureados del mundo en cuanto a banquillos se refiere. Con él, el Atlético de Madrid logró cuatro títulos de Copa del Rey, y llevó al equipo rojiblanco a ser el primer conjunto español en jugar la final de la Copa de Europa.

"Juan de Dios Román, expresidente de la Federación Española de Balonmano y exseleccionador nacional ha fallecido esta noche a los 77 años a causa de un derrame cerebral que no ha podido superar. Una noticia que ha conmocionado por completo a la familia del balonmano y al deporte español y que nos sume en la más absoluta tristeza ante la relevancia que ha tenido su figura en nuestro deporte", informó la RFEBM.

Nacido en Mérida en 1942, Juan de Dios Román es una de las figuras clave dentro del balonmano español y mundial. "Toda una vida dedicada al balonmano, al que cuidó y mimó en cuerpo y alma durante medio siglo, siendo fundamental en el desarrollo y éxito de nuestro deporte en España", afirma la Federación.

 

Tras su etapa en la selección, Román ejerció el cargo de presidente de la Real Federación Española de Balonmano. Fue entre 2008 y 2013, época en la que la Selección logró su segundo título en el Mundial de España en 2013.

Román llevaba desde 2017 peleando contra un cáncer, pero jamás se desvinculó del balonmano. El extremeño participó en innumerables charlas y ponencias en los que dejó patente su gran capacidad para transmitir y su pasión por este deporte.