El luchador de 'wushu' Helal Ali Mohammed Al-Hajj, de 24 años, ha sido identificado como el cuerpo sin vida que fue encontrado en el mar de Melilla.

El yemení intentaba llegar a España cruzando el Estrecho de Gibraltar. Junto a él, se encontraba otro joven que sobrevivió y que se encuentra en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla.

 

Helal Al-Hajj vivía en Argelia, buscando en Europa una oportunidad. Su país, Yemen, se encuentra inmerso en una guerra civil que le obligó a marcharse.

Su especialidad era el 'wushu', un arte marcial que mezcla diversas disciplinas similar al kung-fu. Participó en los Juegos Asiáticos de Yakarta en 2018 y ganó una medalla de bronce en los Juegos de la Solidaridad Islámica de 2017.

El medio 'Uprising Today' asegura que se trataba de un atleta "comprometido y trabajador", alguien con "altos valores morales".