Los test de Portimao parecen haber sido la tumba de Jorge Lorenzo en Yamaha. Sin poder rodar con la moto de 2020, el pentacampeón del mundo solo ha corrido en los test de Sepang y Portimao, quedando en último lugar en los segundos.

A pesar de que Lorenzo ha dado los últimos tres títulos al equipo de Iwata (2010, 2012 y 2015), Yamaha ha confiado en Garrett Gerloff, recién llegado del Mundial de Superbike, para suplir a Valentino Rossi en el GP de Valencia.

'El Doctor' ha vuelto a dar positivo por coronavirus en los test a los que se ha sometido, por lo que solo un milagro permitiría al italiano estar en la quinta cita en España tras Jerez y Aragón.

Lorenzo, que tiene una oferta de Aprilia sobre la mesa de cara a la próxima temporada, ha declarado en múltiples ocasiones que está feliz como piloto probador, por lo que todo hacia presagiar que renovaría con los nipones, aunque tras su último 'feo' la idea del balear puede haber variado.