Marc Márquez ha vuelto a ganar una carrera de MotoGP 581 días después y tras una lesión que le ha dejado fuera durante todo el Mundial de 2020. En el circuito de Sachsenring de Alemania el piloto de Honda volvió a demostrar que es un auténtico campeón, luchando con los pilotos y también con el rival que lamentablemente le está lastrando en el presente curso: su húmero derecho.

Un húmero que se vio favorecido por el circuito alemán, donde Márquez consiguió sumar su undécimo triunfo en suelo germano y el primero en la temporada.

Una victoria que supone un halo de esperanza para el piloto de Honda. Un piloto que ha sido capaz de luchar contra viento y marea para disputar un Mundial que se le antoja difícil de ganar. El de Cervera suma 41 puntos, y de las seis carreras que ha participado tan solo ha logrado terminar tres.

Por el momento está lejos de Fabio Quartararo, líder del campeonato con 131 puntos. 90 son los puntos separan al catalán del piloto de Yamaha. Sin embargo, la palabra rendición no entra en el vocabulario de un piloto que es capaz de subirse a una moto lesionado, y además hacerlo con victoria.

El término ganar es más bien la palabra que Márquez ha sabido conjugar a lo largo de su trayectoria, donde su constante superación y ambición le han hecho entrar en los anales de la historia del motociclismo, con ocho títulos mundiales.

Ahora Márquez afronta un reto difícil, pero no imposible. 11 carreras quedan para que finalice el Mundial. 10 circuitos para que el '93' vuelva a sacar su magia. 275 puntos en juego que posibilitan que el piloto de Honda obre un milagro a la altura de muy pocos.

11 carreras, 11 motivos para soñar

Si miramos las estadísticas y la hemeroteca, de los 11 circuitos que restan en el Mundial de la categoría reina, tan solo en uno de ellos Márquez no ha logrado hacerse con la victoria en ninguna de las categorías. El Red Bull Ring de Austria es el único trazado en el que el de Cervera no se ha subido a lo más alto del cajón.

Exceptuando el circuito austriaco, donde se disputará el Gran Premio de Austria y el de Estiria, Marc ha ganado en los nueve circuitos circuitos en los que queda por celebrarse un Gran Premio. Donde Marc guarda un mejor recuerdo es en el Holanda, Aragón, Japón, y San Marino, circuitos en los que ha sumado al menos cuatro victorias a lo largo de su carrera.

El circuito aragonés de Motorland es la pista donde el catalán ha sumado más victorias en MotoGP (4) tras el asfalto alemán de Sachsenring (7) y el trazado americano de Austin (6).

En busca del hito de Simoncelli

Parece muy complicado que Márquez pueda ganar este Mundial. Su recuperación en el húmero le alejó de las dos primeras carreras de la temporada en Qatar y en Abu Dabi. Un aliciente que haría aún más espectacular un hipotético campeonato de Márquez.

Si el '93' consigue ganar este Mundial sería el primero en la historia de MotoGP que lo logra sin puntuar en las dos primeras carreras del calendario, y el segundo en la historia del motociclismo después de Marco Simoncelli. El fallecido piloto italiano se proclamó campeón del mundo de 250 cc en 2018 después de no sumar nada ni en Losail ni en Jerez.