En el deporte sí que hay segundas partes buenas. Que se lo digan a Sophia Floersch, la piloto que hace un año estuvo cerca de perder la vida en Macao tras sufrir un sobrecogedor accidente.

Ahora, la alemana ha vuelto a subirse al HWA Racelab. En la primera clasificación del GP de Macau de F3, Floersch ha quedado en 23ª posición, a cuatro segundos del primero, Jake Hughes. Aunque eso no era lo importante.

"Muy agradecida de que me deis la oportunidad de cerrar este capítulo", escribía la piloto en su cuenta de Twitter al mensaje de su equipo en el que celebraban su vuelta.

 

También lo hizo la cuenta oficial de la Fórmula 3, hablando de la "inspiradora vuelta" de la alemana.

 

De cara a esta edición, el circuito de Macao ha decidido modificar la curva en la que sufrió el accidente, alejando a los pilotos del vértice, haciendo la escapatoria más amplia.