Marc Márquez no está aún para correr en MotoGP subido en la Honda, pero vive las carreras como si sí estuviera en ellas. El catalán, en redes sociales, reaccionó rápidamente al accidente brutal entre Zarco y Morbidelli en Austria que a punto estuvo de terminar en tragedia para el mundo del motor.

Porque sus motos, que salieron volando, pasaron a escasos centímetros del casco de Valentino Rossi. Sin tiempo de reacción, desde la cámara subjetiva del italiano se puede ver a la perfección cómo de cerca pasaron las máquinas de su cabeza.

Márquez, que se encontraba viendo la carrera, reaccionó con un escueto pero claro mensaje en su Twitter personal.

Afortunadamente, todo quedó en un susto. Franco Morbidelli entró por su propio pie en la ambulancia, mientras que Johann Zarco fue directo al box de su equipo.

Viendo la dureza del impacto, que estuvo cerca de coger también a Maverick Viñales, hay que dar gracias a que no ha pasado nada más.