Alex Harvill, piloto de motocross estadounidense, ha perdido la vida a los 28 años tras intentar batir un récord de salto. El especialista se encontraba realizando un salto con su moto sobre la cumbre de una colina con una rampa de más de 100 metros, situada en el Moses Lake Airshow de Washington. Harvill no midió bien la caída y acabó chocando violentamente contra el suelo.

Según el Sheriff de Grant County el piloto falleció debido a las heridas que sufrió tras el fuerte impacto. El propio departamento de policía ha querido mostrar sus condolencias al entorno más cercano de Harvill. "Nuestro más profundo pésame para la familia de Alex, sus amigos y seres queridos", escriben en su cuenta de FaceBook.

Harvill era un experto en salto en motocross. Ya en 2013 consiguió establecer un récord del mundo al saltar de una rampa a otra a más de 90 metros de distancia.