El mundo del motor está de luto tras confirmarse la muerte de Ismael Bonilla. El piloto, de 41 años, perdió el control de su Yamaha R1 en el final de recta del Circuito de Jerez-Ángel Nieto mientras se encontraba trabajando como instructor.

A pesar de que se desplazaran con suma rapidez, los servicios de emergencias no pudieron hacer nada para salvarle la vida a Bonilla.

Ismael fue campeón de España en 1994, para posteriormente rodar en el Mundial durante nueve grandes premios de 250cc entre 1996 y 2001.

Además, disputó la Fórmula Extreme del Campeonato de España de Velocidad y la Kawasaki Ninja Cup.

En 2013 dejó de competir y se convirtió en 'coach' de jóvenes pilotos como ManuGasss, el campeón más joven de la historia de SSP 300.