Lamentable la secuencia que se vivió en el Mundial de karting. El piloto italiano Luca Corberi arrojó a la pista una pieza de su coche cuando pasaban otros corredores en una acción que pudo acabar en una grandísima tragedia.

El transalpino tuvo que abandonar por un toque con un rival y se volvió completamente loco. Se bajó del kart, esperó fuera de la trazada con una pieza en la mano y la lanzó, presumiblemente, a quien él consideraba responsable de lo que le sucedió.

El lanzamiento pudo terminar en una auténtica tragedia dentro del mundo del motor y, afortunadamente, no hubo que lamentar nada.

 

Se espera una sanción ejemplar por parte de la FIA, que tampoco va a tener que estudiar mucho un caso que parece claro.

No quedó ahí la cosa. Poco después, en redes sociales, aparecieron imágenes de Corberi agrediendo al piloto que había provocado su abandono.