Marc Márquez permanece ingresado en el hospital donde se realizó su tercera operación en el brazo derecho. El catalán, desde allí, ha querido compartir un mensaje y una imagen con sus seguidores en la red social de Twitter.

"Muchas gracias a todos por los mensajes de ánimo que estoy recibiendo. Poco a poco me encuentro mejor, pero lo más importante en esta carrera es llegar a la línea de meta, ¡y lo vamos a conseguir!", afirmó Marc.

 

Márquez, eso sí, ha tenido una intervención no exenta de contratiempos. El motivo de que siga ingresado en el hospital es una infección que se le detectó en el hueso y que puede complicar toda su recuperación.

Honda confirmó que estaba en tratamiento con antibióticos pero, de no funcionar, y en palabras del doctor Ferrán Abat, del ReSport Clinic Barcelona, podría incluso necesitar de una cuarta operación.

"La infección va a ralentizar todo unos dos o tres meses. Si necesitase cirugía para ganarle la batalla al germen, serían seis o siete desde ahora", afirmó en laSexta Deportes.

Es la tercera operación a la que se somete un Marc Márquez que tan solo pudo correr en el GP de España, primera prueba del Mundial de MotoGP. Ahí sufrió una grave caída en la que se fracturó el húmero.

A pesar de que trató de volver la semana siguiente, no solo no pudo sino que por la tensión se terminó rompiendo la placa que le habían puesto al abrir la puerta de su jardín.

El propio Marc afirmó que, de conocer los riesgos, no se habría subido a la Honda tan rápido y habría sido más cauto.

Las primeras estimaciones señalan que, tras esta nueva intervención, podría volver en mayo de 2021. En ese momento se llevarían ya unos dos meses de Mundial.