La situación de Maverick Viñales ha dado un vuelco en las últimas semanas. Ha pasado de estar apartado por Yamaha como castigo por su comportamiento inapropiado sobre la moto, cortar relaciones con la marca japonesa y verse fuera de MotoGP, a fichar con Aprilia y saber que a partir del GP de Aragón volverá a correr esta temporada.

El piloto español ha pasado varios días en Misano realizando unos test con su nuevo equipo que han acabado en buenas noticias para él. Los "resultados satisfactorios de las pruebas" realizadas en el circuito nipón le han permitido tener la oportunidad de no tener que esperar hasta el inicio de la temporada 2022 para seguir corriendo en la categoría reina.

"Es un placer dar la bienvenida al equipo Aprilia Racing a un deportista de talento como Maverick, que ha demostrado un gran 'feeling' con el equipo y la moto desde el primer momento y que estoy seguro de que podrá dar lo mejor de sí mismo ya en el GP de Aragón", comenta Massimo Rivola, CEO de la marca italiana.

 

Viñales acompañará a Aleix Espargaró como compañero de equipo en MotorLand y seguirá así hasta el final de temporada, relegando al actualmente lesionado Lorenzo Salvadori al puesto de piloto probador.

"Confirmamos el papel de Lorenzo como piloto de pruebas 2022, que terminará la temporada 2021 aprovechando los 'wild cards' que decidiremos juntos en cuanto esté de nuevo al 100% de su forma física", explica Rivola.

Con la nueva incorporación y el buen momento que atraviesa el equipo, ya que en el último GP de Silverstone Espargaró consiguió el primer podio de Aprilia en MotoGP, se esperan grandes resultados y esperanza en el seno de Noale.

"Su talento y el de Aleix, combinados con la experiencia que ha adquirido Lorenzo esta temporada, nos hacen ser optimistas sobre el futuro de nuestro proyecto de MotoGP", apunta el director técnico Romano Albesiano.