Marc Márquez sigue ingresado en el Hospital Ruber Internacional de Madrid. El catalán de Honda y campeón de MotoGP, operado por tercera vez el jueves de la fractura de húmero que se produjo en la primera carrera del Mundial, sufre una infección previa en la rotura de su brazo.

"Los cultivos obtenidos durante la cirugía de pseudoartrosis confirman que hubo infección previa en la fractura. Márquez deberá someterse a tratamiento antibiótico específico estas semanas", dice el comunicado de Honda.

Los japoneses, además, confirman que todo está correcto: "La situación postoperatorio de Marc Márquez ha sido satisfactoria por parte de su equipo médico".

Eso sí, de momento, "Márquez permanecerá en el Hospital Ruber Internacional de Madrid".

 

La infección era una de los mayores peligros a los que se iba a enfrentar Márquez en esta tercera intervención. De no haber más inconvenientes, en un mes y medio se sabrá si el hueso empieza a regenerarse.

De momento, Márquez debe superar la infección en el hueso fracturado para saber si se acepta el implante que le han puesto o si no.

El catalán estará de baja, en las primeras estimaciones realizadas, unos seis meses y se reincorporaría al Mundial de MotoGP en mayo de 2021, cuando ya se llevarían dos meses de competición.

Te puede interesar

Marc Márquez señala a los responsables de su calvario: "Si me dicen que la placa se puede romper no me subo a la moto en Jerez"

Marc Márquez no volverá hasta mayo de 2021 tras su tercera operación en el húmero