Alessio Deledda puede tener los días contados en la F3 y en el equipo español Campos Racing, con el que tras dos temporadas no ha logrado un solo punto en la categoría. El italiano, que en cuanto al aspecto deportivo poco parece aportar, se ha grabado a sí mismo conduciendo al volante de un Lamborghini Urus y adelantando coches a 160 kilómetros por hora.

Esto podría estar bien de haberlo hecho en una pista cerrada y en una competición, pero ha sido en una carretera urbana y claro está superando por mucho el límite de velocidad permitido.

 

El vídeo, que él mismo compartió en su Instagram, ha sido compartido igualmente por varios usuarios antes de que Deledda lo borrara, además de hacer privada su cuenta en dicha red social.

Las críticas no han tardado en llegar. Algunas de ellas, con sorna, como la del expiloto de F1 Giedo van der Garde: "Es la primera vez que adelanta coches".

 

Otros, sin embargo, van más allá y piden que sea expulsado inmediatamente de la F3 por el horrible ejemplo que está dando con esta conducta.

Deledda, en redes, ha afirmado que esos vídeos pretendían enseñar que eso no se debe hacer: "Mi intención es crear conciencia entre mis seguidores sobre actos de igual maldad. Mi error, probablemente, fue no especificar que era un acto reivindicativo".

 

Inmediatamente, las redes le han recordado otros 'actos reivindicativos' en los cuales también se grabó conduciendo a gran velocidad poniendo en peligro tanto a otros como a sí mismo.