Marc Márquez ya se ha operado por tercera vez del húmero. El catalán, que estuvo en el Hospital Ruber Internacional de Madrid, tomó esa decisión el mismo día de su visita y se sometió a una intervención que duró unas ocho horas.

Fue ya casi a la medianoche cuando el equipo Honda confirmó la noticia a través de un tuit en sus redes sociales.

"Marc Márquez ha vuelto a pasar por el quirófano debido al estancamiento en la consolidación de su fractura que no ha mejorado, con un tratamiento específico de ondas de choque. El piloto ha sido intervenido de una pseuodoartrosis del húmero derecho", dice la nota de prensa.

En ella, además, confirman que se le ha retirado la placa anteriormente puesta para colocarle una nueva, con "aporte de injerto de cresta ilíaca, asociado a un colgajo libre de cortico-perióstico".

 

Así pues, Márquez ha confirmado de esta manera las especulaciones y rumores que insinuaban que volvería a pasar por el quirófano, después de su recuperación se complicara más de lo previsto.

Ahora queda por ver cuándo podrá volver Márquez, aunque las primeras previsiones calculan que debería ser en mayo de 2021 cuando Marc pueda subirse de nuevo a la Honda.

En la jornada de la intervención, Julià Márquez, padre de Marc, respondió en exclusiva a 'Jugones' sobre cómo estaba el ilerdense de ánimos el día de la operación.

Márquez se lesionó en la primera carrera del Mundial de MotoGP. Marc se cayó en Jerez y se fracturo el húmero, y a pesar de que trató de regresar una semana después, ni pudo hacerlo entonces ni durante el resto de la temporada.

De hecho, se volvió a romper el húmero y tuvo que pasar por quirófano una segunda vez.

Ahora, ya van tres, y el tiempo de baja que se estima tras esta nueva intervención es de seis meses.