Tras un 2020 casi inédito debido a la lesión en el húmero derecho que tuvo en el Gran Premio de España en Jerez, y después de las posteriores tres operaciones a las que se ha tenido que someter, Marc Márquez está muy cerca de reaparecer con la Honda sobre las pistas, pero no quiere marcarse fechas.

Así lo ha anunciado durante la presentación del equipo del Ala Dorada, explicando el octocampeón que "no sé cuando estaré preparado, pero soy optimista en estar sobre la moto lo más pronto posible"

Su objetivo era estar en el arranque de la temporada en Qatar el próximo 28 de marzo, aunque con los test en el Golfo Pérsico entre el 10 y el 12 del mismo mes se esperaba que podrían ser el escenario donde viéramos de nuevo al español sobre la moto del equipo más laureado de la historia de MotoGP.

Ahora, Marc quiere ser cauto y volver a la competición cuando se encuentre totalmente recuperado: "Echo de menos la velocidad, la adrenalina... pero en realidad echo de menos todo; correr, competir, la atmósfera del circuito, las entrevistas...".

Sobre cómo volverá, el de Cervera se muestra sincero: "Es la primera vez en mi carrera que he estado fuera 10 meses y veremos si estoy al 100% cuando vuelva. No se puede pretender llegar tras un año de lesión y ser el de antes. Hay que entenderlo. Será difícil estar al 100% y veremos si tardo una o dos carreras en coger forma. Mi objetivo para 2021 es volver a la moto y disfrutar".

Junto a su compañero de equipo, Pol Espargaró, Márquez y Repsol Honda ya han presentado la que será su moto para 2021 y el proyecto para volver a lo más alto del podio tras la victoria de la Suzuki de Joan Mir en 2020.