Atrás queda aquel fatídico 19 de julio de 2020 en el que Marc Márquez se rompió el húmero derecho durante el Gran Premio de España en el circuito de Jerez-Ángel Nieto. Nueve meses después y tras tres operaciones, el octocampeón del mundo ha anunciado que volverá a la competición en el GP de Portugal.

Lo hará tras perderse las dos primeras citas del campeonato en Catar y con sus opciones de alzar el título prácticamente intactas dada la competitividad en el paddock y el afán luchador del de Cervera.

"ESTOY MUY FELIZ! Ayer pasé visita con los doctores y me dieron luz verde para volver a la competición. Han sido nueve meses difíciles, con momentos de incertidumbres y altibajos, y ahora, por fin, podré volver a disfrutar de mi pasión! Nos vemos la próxima semana en Portimao!!", ha señalado Márquez en Twitter.

 

Antes, su equipo, Repsol Honda, también había anunciado que Marc ya tiene el alta médica: "En la revisión realizada a Marc Márquez por el equipo médico a los cuatro meses de la cirugía por pseudoartrosis infectada de húmero derecho, se ha constatado una evolución clínica muy satisfactoria, con un evidente progreso en el proceso de consolidación ósea. En la situación actual se considera que el paciente puede volver a la competición, asumiendo el riesgo razonable implícito a su actividad deportiva".

Un calvario con un lejano final

Tras su caída en Jerez el 19 de julio de 2020, Marc Márquez se sometió a su primera operación en el húmero derecho el 21 de julio de 2020. Tan solo tres días después, la dirección del GP de Andalucía le dio el 'OK' para correr horas después de ser operado.

¿El resultado? El humano. Marc Márquez se resintió en los Libres 4 y tuvo que anunciar que no participaría en la carrera.

Una semana después, el 3 de agosto de 2020, Marc vuelve a pasar por quirófano después de que la placa de titanio que llevaba en el húmero se rompiese abriendo "una ventana".

Cuatro meses después, el 3 de diciembre de 2020, tuvo lugar la tercera y última operación al piloto. Con un pronóstico poco optimista de cara a las primeras citas del Mundial, Márquez vuelve a romper el calendario y estará en el GP de Portugal del 16 al 18 de abril en el circuito de Portimao.