Tras 'recuperarse' de manera casi milagrosa de su lesión en el húmero derecho y completar unas pocas vueltas en los libres, Marc Márquez trató de marcar tiempo saliendo en la Q1 en el circuito de circuito de Jerez-Ángel Nieto.

Sin embargo, el octocampeón no pasó por línea de meta y regresó al box. Visiblemente enfadado, el ilercense se bajó de la moto y se metió en el camión.

 

Su equipo, Repsol Honda, comunicó a través de redes sociales que no volvería a rodar en la Q1.

Finalmente, Márquez ha sopesado su decisión y ha optado no correr el Gran Premio de Andalucía para estar en condiciones óptimas para el GP de Brno el próximo 9 de agosto.

 

Además, pocos minutos después de su retirada, Álex, su hermano y compañero de equipo, también sufrió una caída, por lo que saldrá en último lugar.