Jorge Lorenzo ha analizado todo lo sucedido en el GP de Portugal de motociclismo. El balear, ex de equipos como Yamaha, Ducati y Honda, y también campeón de MotoGP, ha hablado acerca de la gran cantidad de caídas que hubo y que dejaron, además, al primer lesionado grave del año: Jorge Martín.

Al español le preocupa la gran velocidad que están alcanzando las motos esta temporada, y ha dejado en su canal de Youtube una propuesta cuanto menos curiosa que toma como ejemplo a la F1.

"Ahí pasaron de 'slicks' a mixtos incluso en seco, y se limitaron cilindros y potencia, además de la aerodinámica. MotoGP hizo algo de ese estilo, pero luego se volvió a lo mismo y las motos corren más que nunca. Cada vez corren y correrán más", afirma.

Lorenzo sigue: "Hay caídas en las que el piloto llega a la gravilla con una gran velocidad. En el cambio empieza a dar vueltas como un muñeco, y pasan cosas como las que me pasaron a mí en Assen 2019 o a Jorge Martín el otro día".

"El motociclismo seguirá siendo peligroso. Es lo que pasa cuando combinas velocidad y competición. Me gustaría ver un deporte más seguro, y con menos lesiones", cuenta.

Y es que el balear valora, con un 'pero', todo avance en seguridad: "Se ha ganado en espectáculo, y en seguridad. Cascos, monos... hasta los circuitos. Pero ahora las motos son más rápidas en recta y en curva".

"Portimao es una pista complicada y de valientes. El asfalto además tiene poco agarre y hay más caídas y más violentas. Ya se han lesionado varios pilotos", sentencia.