El regreso de Marc Márquez a MotoGP tras superar sus lesiones en el brazo no ha podido ser mejor. El de Cervera hizo la pole tres años después y aunque no pudo ganar la carrera, anotó en notorio cuarto puesto en Japón, el Gran Premio de casa de Repsol Honda.

Han sido muchos los problemas físicos y las operaciones por las que ha tenido que pasar Marc, pero finalmente está de vuelta y a un buen nivel, a pesar de que la moto este año no sea la mejor.

Sin embargo, este buen rendimiento ha pillado de sorpresa incluso a todos los integrantes de su equipo: desde mecánicos, hasta ingenieros y jefes. Todos han seguido de cerca la recuperación de su piloto y viendo el resultado cosechado en Japón, han confirmado que todo va por el buen camino.

Alberto Puig, director de Repsol Honda, cree que el hecho de hacer la pole ayudó al piloto: "La pole fue muy importante para él, hacía mucho tiempo que no estaba en esa posición. Incluso a pesar de que fuera en mojado, que es una circunstancia que no es normal, estar arriba es un subidón para cualquier piloto".

Márquez tuvo la ventaja de que durante la clasificación llovió, algo que no pasó durante la carrera y ahí fue donde sus rivales aprovecharon: "En cuanto a la carrera, sabíamos que no sería fácil para él y que, quizá, Marc podría sufrir porque era la primera carrera completa que hacía desde Mugello, después de lo de Aragón. Esperábamos que su estado bajaría durante la carrera, pero, para ser sinceros, nos sorprendió", dice Puig.

"Sus sensaciones después de la carrera eran buenas. Por supuesto que aún le faltaba algo de fuerza, pero no fue tan dramático como esperábamos. Motegi es un circuito muy exigente, con fuertes frenadas y aceleraciones en el trazado, así que esto es positivo y muestra que él está mejorando", añade.

En Repsol Honda quieren más

En Repsol Honda quieren una moto competitiva: "Estamos intentando encontrar cuál es la mejor dirección y el camino a seguir. Cada carrera nos da más información. Sería incorrecto decir: 'Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer', pero nos estamos acercando. La situación está clara y estamos comprobando cómo, dónde y cuándo debemos mejorar".

"Claramente, nadie en Honda está contento con estos resultados, incluso aunque hayamos tenido aspectos positivos este fin de semana en Japón. Tenemos que seguir reaccionando, tenemos que seguir mejorando", comenta.