Un efecto dominó que podría devolver a Fernando Alonso a la Fórmula 1. Y a Renault, equipo con el que fue campeón dos temporadas consecutivas los años 2005 y 2006. Los franceses han reconocido que Alonso es una opción y, además, un movimiento de otro equipo de la parrilla podría facilitar su llegada.

El equipo protagonista, en este caso, es Red Bull. La escudería austriaca piensa en un compañero veterano para Max Verstappen, su apuesta de futuro, y ha puesto sus ojos en Valtteri Bottas, de 30 años, ahora en el equipo Mercedes (donde termina contrato a final de esta temporada).

El fichaje de Bottas (principal adversario de Fernando Alonso por un puesto en Renault) por Red Bull, dejaría el camino despejado para el asturiano, ansioso de regresar al Gran Circo. Ya aseguró hace semanas que quería hacer algo importante en el año 2021, quizá su última oportunidad para regresar a la parrilla a sus 38 años.

De hecho, todos en la Fórmula parecen estar deseando de ver al bicampeón de nuevo en acción. El que fuera su jefe en Ferrari, Stefano Domenicali, ha asegurado que la competición estaría "en otro nivel" si Fernando Alonso volviera al paddock.

Y no es el único. Otro de sus jefes y principal valedor, Flavio Briatore, ha manifestado en muchas ocasiones su deseo de que Alonso pilote un monoplaza a partir de 2021. Todos los caminos le conducen a Renault, el equipo con el que fue campeón.

La dificultad de ganar

Lo cierto es que si Alonso llegara para la temporada 2021 viviría un primer año muy complicado. El retraso del cambio de reglamente al año 2022 provocaría que Renault tuviera que esperar para poder luchar por algo más que los puestos de mitad de la parrilla.

Alonso quiere ganar. Y siempre ha manifestado que su regreso está condicionado a tener un coche campeón. Renault no se lo puede dar, al menos a corto plazo. Jenson Button aseguró que necesitarían varios años para poder proporcionarle un coche ganador.

Vettel, ¿año sabático?

A pesar de que todos estos movimientos dejarían libre un hueco en Mercedes, las posibilidades de que Sebastian Vettel diga adiós a la Fórmula 1 se incrementan. En Alemania apuntan a que más que un 'adiós' sería un 'hasta luego'.

El alemán, tal y como hizo Alonso, podría tomarse un tiempo sabático e incluso probar en otras disciplinas del motor. Todo ello a la espera de una temporada 2022 en la que la llegada del nuevo reglamento podría provocar muchos cambios en la parrilla. El dominio de Mercedes podría verse finiquitado.