El dominio casi absoluto de Mercedes en el 'Gran Circo' es ineludible. Con su potentísimo W11, los de Toto Wolff se han llevado 11 victorias en los 13 grandes premios que se han disputado hasta la fecha.

Tan solo un heroico Pierre Gasly en Monza y Max Verstappen en la segunda carrea de Silverstone han podido bajar a los alemanes de la cabeza del podio, que aúnan nueve triunfos de Lewis Hamilton y dos de su compañero, Valtteri Bottas.

Sobre la aplastante superioridad de Mercedes ha hablado Max Verstappen, que se sitúa en la tercera posición de la clasificación con 162 puntos, siendo el primero de los 'mortales' en la presente temporada de Fórmula 1.

"Tengo mucho respeto por lo que han conseguido, no estoy frustrado por ver a Lewis en el Mercedes. Para ser sinceros, el 90% de la parrilla podría ganar en ese monoplaza. No tengo nada en contra de Lewis, es un gran piloto, pero el coche es muy dominante", ha señalado el piloto de 23 años en la revista oficial de F1.

"Tal vez otros pilotos no dominarían tanto como lo hace Lewis, pero aceptas la situación en la que estás e intentas sacar lo mejor de ti. No estoy frustrado, estoy más bien concentrado en qué podemos hacer mejor para vencerles", ha añadido el '33'.

Claves en Mercedes y déficits en Red Bull

Paralelamente, Verstappen ha expuesto las ventajas con las que cuenta Mercedes y los problemas de Red Bull para competir con los líderes: "Creo que durante el invierno, Mercedes ha hecho un gran trabajo y han dado un paso adelante con su motor. Sabemos que son el punto de referencia y su chasis es muy completo. Creo que es principalmente ahí donde tenemos que elevar el listón".

Sobre su equipo, el belga ha expuesto: "En primer lugar, siempre somos demasiado lentos al comienzo de la temporada, por lo que debemos asegurarnos de tener un coche que funcione bien y sea mucho más competitivo. ¿Cómo hacer eso? Claramente no lo hemos encontrado, por lo que debemos cambiar nuestro enfoque. Necesitamos encontrar una forma diferente de trabajar. En algunas cosas somos buenos: tenemos muy buenas paradas en boxes, somos buenos en estrategia... No creo que haya muchas cosas que nos vayan mal. Además de eso, claramente este año nos faltó potencia. Hay bastantes cosas en las que tenemos que trabajar para poder luchar contra Mercedes".

"Estamos tratando de sacar el 110% del coche, pero no somos capaces de seguir a los Mercedes, por eso a veces tenemos esos deslices", ha añadido.

Perspectivas para 2021... con la mirada puesta en 2022

La temporada de 2021 apunta a ser más interesante que la presente, no por cambios notorios en las escuderías que conlleven una mayor competitividad, sino por el baile que se está dando en la parrilla y que ha supuesto el regreso de Fernando Alonso a Renault, el fichaje de Carlos Sainz por Ferrari o la salida de Sebastian Vettel de la 'Scudería' rumbo a Aston Martin.

Sin embargo, Verstappen no augura muchos cambios en la clasificación de cara a la próxima campaña, por lo que se centrará en mejorar el coche de cara a 2022, año en el que se ejecutará el cambio de normativa que dotará de más igualdad al campeonato.

"En mi opinión, no creo que vayamos a ser un desafío para Mercedes en 2021 por todas las limitaciones que tenemos en este momento en cuanto a lo que se puede hacer en el desarrollo del coche. Por mi parte, sólo soy realista, no creo que podamos, así que el año que viene volverá a ser duro. Ojalá ser un poco mejores, pero será difícil batir a los Mercedes. El reglamento nuevo va a darnos una oportunidad mayor. Pero el año que viene va a ser en esencia una extensión de esta temporada. Así que vamos a desarrollar nuestro coche hasta final de temporada y eso será en gran medida con lo que vamos a empezar en Melbourne", ha explicado el joven piloto de Red Bull.