Es Daniel Ricciardo el piloto que suena con más fuera para sustituir a Fernando Alonso y Oscar Piastri. Ninguno de los dos quería su asiento en la escudería francesa, que ha vivido 48 horas muy duras con las salidas de dos de sus figuras.

Ahora Alpine trata de desperezarse y ponerse a trabajar de cara 2023. Porque su realidad es muy dura. Sólo tiene en nómina a un piloto: Esteban Ocon. Eso sí, el piloto que consideraban el número 1 por delante de Alonso.

El objetivo es conseguir un número 2. Suena el nombre de Ricciardo. Una maniobra que favorecería a McLaren. Vayamos por partes. Todo hace indicar que Piastri tiene un acuerdo con los de Woking para ocupar su asiento... pero el australiano no tiene intención de marcharse. O no tenía.

Según ha informado Adam Cooper, Ricciardo tiene un año más de contrato y no se marcharía de McLaren sin cobrarlo. Pero ahora la aparición de Alpine provocaría que el piloto se lo pensase y regresara al grupo Renault. Uno de los asientos que en estos momentos queda libre.

De esta manera McLaren se quedaría con Piastri y Lando Norris sin tener que pagarle el año de contrato a Ricciardo, que pasaría a Alpine junto a Ocon. Un culebrón de los buenos del que podría salir beneficiado McLaren de manera indirecta.

El papel de Mark Webber

Mark Webber es el agente de Piastri y ha hecho todo lo posible por sacar a su piloto de Alpine. Su contrato expiraba el 31 de julio... justo cuando Alonso anunció su marcha a Aston Martin. Lo que provocó que Alpine no pudiera ejercer esa opción de su contrato para ascenderle como piloto del equipo de F1.

Todo ello en medio de las declaraciones de Otmar Szafnauer, jefe de Alpine, que aseguró no poder contactar con Alonso "porque estaba en un yate en Grecia". Afirmación que era mentira. Alonso se encargó de desmentirlo en sus redes sociales con varios vídeos en Oviedo.

Alpine y Alonso no llegaron a un acuerdo (Flavio Briatore quería para su pupilo un contrato más largo) y el español ha hecho las maletas a sus 41 años hacia un proyecto que pondrá toda la carne en el asador para alcanzar el objetivo de las victorias en la Fórmula 1.