Carlos Sainz ya sabe las ventajas que tiene ser piloto para la escudería más laureada de la historia de Fórmula 1, Ferrari. Después de montarse por primera vez en el monoplaza rojo de 2018 durante los test de Fiorano, el madrileño ha probado un deportivo de calle de la marca italiana. Se trata de un SF90 Stralade, un vehículo de sistema hibrido de cuatro motores con una potencia de 1000 caballos.

El propio Carlos ha subido en sus redes sociales un par de videos para enseñar a sus fans esta nueva bestia de Maranello, durante un acto de promoción de la marca italiana. "Aquí estamos, en mi primer día probando un Ferrari de calle, el SF90 Stradale, de 1.000 caballos. Os voy a enseñar un poco cómo es mi precioso coche para el día de hoy", ha comentado el ex de McLaren en sus historias de Instagram.

Con una aceleración de 0 a 100 km/hora en dos segundos y medio y con una velocidad máxima de 350 km/ hora, el SF90 Stralade supone el primer coche híbrido con la gama más deportiva de la compañía de Maranello. Su compañero de equipo, Charles Leclerc, se encargó de probar el SF90 Spider, la versión cabrio en color amarillo.

Ambos pilotos de Ferrari se divierten en el mes previo a que arranque la temporada de Fórmula 1, donde correrán a los mandos del monoplaza SF21. El curso 2021 comenzará el próximo 28 de marzo en el Gran Premio de Baréin.