Desde que debutase en Fórmula 1 de la mano de Minardi en 2001, Fernando Alonso acumula multitud de adelantamientos imposibles, remontadas históricas y salidas antológicas.

Uno de los Grandes Premios más destacados en su trayectoria fue el de España en 2013. En el circuito de Montmeló, Fernando Alonso salió desde la quinta plaza de la parrilla.

En la tercera curva, el bicampeón del mundo de Fórmula 1 ya se había situado en la tercera posición tras superar a Lewis Hamilton y Kimi Raikkonen, solo por detrás de Nico Rosberg y Sebastian Vettel.

Finalmente, el asturiano logró la victoria por delante de Raikkonen y Massa, sumando así su segundo triunfo en el trazado de Barcelona.

 

De cara a este fin de semana, que tendrá lugar el GP en Montmeló, la Fórmula 1 ha recordado la legendaria salida de Alonso, que en el circuit de Barcelona-Catalunya buscará seguir mejorando con un Alpine que presentará novedades para luchar por los puestos de arriba.