2021 está siendo la temporada de la igualdad entre Mercedes y Red Bull, el preludio de lo que será el cambio normativo que 'reseteará' el 'Gran Circo' y el simulacro de hipotéticas futuras carreras al sprint.

En Bakú durante el Gran Premio de Azerbaiyán un reventón en el neumático trasero izquierdo de Max Verstappen dejó al neerlandés fuera de la carrera cuando iba ganando y obligó a los comisarios a parar la carrera.

La misma se reanudó a falta de tan solo dos vueltas, de manera que los equipos cambiaron neumáticos y algunos como Alpine apostaron por un 'todo o nada'.

Tras la resalida, en apenas dos vueltas, se vio una Fórmula 1 completamente distinta. Con toda la parrilla pegada, resaltó la técnica y maestría de los pilotos a los mandos del monoplaza, y se penalizaron sin remedio errores individuales como el de Lewis Hamilton.

Algunos como Fernando Alonso o Pierre Gasly ganaron posiciones aprovechando el tumulto de coches y los espacios que se generaban entre los distintos enfrentamientos individuales.

 

"Lástima que no haya habido otra resalida más", dijo Alonso tras la carrera, viendo las denominadas como clasificación al sprint como una oportunidad de sumar puntos y comer terreno a los 'gigantes'.

Por su parte, Ross Brawn, jefe de la dirección deportiva de la F1, opinó también al respecto: "La calificación de sprint será un poco más larga, alrededor de 17 a 20 vueltas, pero bien podría presentar el mismo tipo de carreras emocionantes, ya que los pilotos no tendrán que preocuparse por ahorrar neumáticos".

 

Por el momento, Inglaterra, Italia y Brasil albergarán las tres primeras carreras (clasificaciones) al sprint de la historia de la Fórmula 1. Tras lo visto en Bakú, se prometen más que emocionantes.