A pocas horas de que arranque el Mundial 2020 de Fórmula 1, ya se ha desatado la polémica entre las escuderías. Tal y como ha informado la propia organización del 'Gran Circo', Red Bull ha presentado una "protesta formal" ante la FIA por el sistema DAS de Mercedes.

Los austriacos reclaman información a la Federación Internacional del Automóvil sobre el novedoso sistema de corrección de la convergencia de las ruedas que utiliza dos ejes: izquierda y derecha, y delante y detrás.

"Es un sistema muy inteligente, todo el crédito para quien lo ideó, pero la cuestión fundamental es saber si cumple con las normas en una zona gris del reglamento. Nosotros lo que queremos es claridad, porque tiene un impacto para el resto de la temporada y va a estar prohibido el año que viene. Yo me pregunto, ¿es correcto este año? Es lo que le vamos a preguntar a la FIA por los canales habituales", ha explicado Christian Horner, jefe de Red Bull.

 

Toto Wolff, su homónimo en Mercedes, ha respondido a los austriacos: "Respeto la posición de Christian, la claridad siempre es buena. Nosotros pensamos que estamos en el lado correcto, se ha hablado mucho con la FIA y por eso lo llevamos en el coche".

Cabe reseñar que la propia FIA prohibió la utilización del DAS de cara a la temporada 2021 debio a que quebranta el reglamento: "La realineación de las ruedas directrices debe estar únicamente definida por una función de rotación de un solo volante en un solo eje".

Las características más novedosas del DAS son que permite corregir la desviación de las ruedas para que vayan en paralelo en las rectas, así como modificar el desgaste de los neumáticos o su sobrecalentamineto. La FIA tendrá la última palabra en la contienda entre Red Bull y Mercedes.