Red Bull sigue dándole vueltas al accidente entre Max Verstappen y Lewis Hamilton en Italia que se saldó con tres puestos de sanción en Rusia para el piloto neerlandés y con cero para el inglés, y acabó con los dos fuera de la carrera de Monza.

Christian Horner, jefe de los de las bebidas energéticas, ha dado un recadito a la FIA por su decisión de sancionar tan solo a uno de los dos pilotos envueltos en el accidente.

"Si la FIA quería hacer una declaración podían haber penalizado a los dos pilotos... pero fueron más a por Verstappen", afirma.

Eso sí, en Red Bull aceptan la sanción: "Como no acabó la carrera se le impuso penalización en parrilla. Lo aceptamos".

"Pero los dos formaron parte de lo que pasó. Es complicado atribuir culpa a un lado más que al otro", prosigue.

Por otra parte, Horner cree que todo se debió a las ganas de los dos pilotos por ganar una posición: "Max quería aprovechar el impulso y Lewis quería mantener su puesto".

"Los dos pilotos confirmaron que se encontraban bien, y Hamilton incluso trató de dar marcha atrás para volver a la carrera", dice.

Además, habla de halo: "Agradezco que haya hecho su trabajo. Hasta los que eran más escépticos han cambiado su opinión sobre él".

Te puede interesar

Fernando Alonso, el piloto de F1 que menos dinero ha gastado en reparaciones: Verstappen, en cabeza

¿Volverán a chocar Max Verstappen y Lewis Hamilton?: "No será la última"

Reconstruyen en 3D el accidente entre Hamilton y Verstappen: ¿Tuvo más culpa Lewis que Max?