Fernando Alonso se quedó muy cerca de sumar un podio en la Fórmula 1. De sumar un nuevo podio más. Fue en el GP de Rusia, en una pista que tuvo de todo y en la que su Alpine fue rápido y competitivo. Tanto que incluso adelantó a los dos Red Bull en el asfalto.

Pero cuando iba tercero la lluvia apretó con fuerza y todo se fue al traste. Optó por quedarse en pista, y no estaba la cosa como para conducir con neumáticos de seco.

"Íbamos bien, con un ritmo parecido al de Pérez. Incluso adelantamos a Verstappen", dijo en 'DAZN F1'.

Y luego, la lluvia: "Me sentí muy bien. Adelanté a Checho y a Carlos, y estaba incluso en el podio".

"Pero en cada vuelta llovía en una curva. Era tirar una moneda al aire. Los que cambiaron neumáticos tuvieron mucha suerte porque luego llovió en la vuelta siguiente", afirma Fernando.

En su caso, se quedó en la pista: "La suerte nos esquivó, pero las prestaciones son lo mejor del año para el equipo y para mí. Tomaremos nota de lo que hemos hecho".

"Hemos tenido el mejor Gran Premio de largo. Luchando con Pérez y adelantándolo, a Verstappen... esto no pasó en ninguna carrera. Hay que entender por qué", sentencia.