Posiblemente, este 2020 esté siendo el año más oscuro en la historia de Ferrari. La 'Scudería' se vio obligada a abandonar en Monza y en Estiria, no pasaron del décimo puesto ni en Spa ni en Mugello... De esta manera, los de Maranello se encuadran en la sexta posición en la clasificación del Mundial de constructores con tan solo 74 puntos, una marca muy pobre para las altas aspiraciones de los italianos.

Para colmo, si el SF1000 no termina de carburar, tampoco lo hace el vehículo personal del jefe de los del 'Cavallino Rampante'. En las inmediaciones de la ciudad de Reggio de l'Emilia, a unos 30 kilómetros de la sede de Maranello, distintas personas grabaron a Binotto en pleno arcén junto a su coche.

Por lo que parece, la cabeza de Ferrari tuvo una avería en su Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio y estaba esperando a que llegase la grúa para llevarse el coche mientras se formaba atasco considerable.

 

"No me lo puedo creer, ¡Binotto ha chocado! ¡Binotto! ¿Y el Ferrari? ¿Qué hacemos?", le dijo un usuario a Mattía, a lo que el jefe de la 'Scudería' respondió encogiéndose de brazos.

Desde Maranello esperan con ilusión la llegada de 2021, con Carlos Sainz junto a Charles Leclerc formando una de las parejas con más proyección de la parrilla y preparando a conciencia la temporada de 2022 con el ansiado cambio de normativa. La pregunta es: ¿seguirá Binotto en Ferrari para entonces?