En la mañana de este martes se hacía oficial la dimisión de Mattia Binotto de Ferrari, aceptada por la escudería. Sin embargo, por le momento no hay ningún sustituto, aunque hay varios nombres sobre la mesa. Uno de ellos es el de Frederic Vasseur, jefe de Alfa Romeo, y si finalmente llega a Ferrari, serían muy malas noticias para Carlos Sainz.

Y es que Binotto fue el hombre que fichó a Sainz para Ferrari, depositando toda su confianza en él tras los buenos años del español en McLaren. Es por ello que su salida no es una buena noticia para él. Pero la situación puede ir a peor si se confirman los rumores de la llegada de Vasseur.

El aún jefe de Alfa Romeo ya coincidió con Charles Leclerc en 2018, en el equipo Sauber. Fue su primer jefe en la Fórmula 1. Ese año el monegasco destacó mucho a pesar de no tener uno de los mejores coches, y al año siguiente fichó por Ferrari. Incluso hay rumores de que el propio Leclerc habría sido quién ha pedido el fichaje de Vasseur por Ferrari.

Una de las condiciones que impondría Vasseur con su llegada a Ferrari sería la de imponer los roles de primer y segundo piloto. Teniendo en cuenta que ya conoce a Leclerc, el monegasco tiene todas las papeletas para ser primer piloto y, consecuentemente, Sainz se convertiría en su escudero. Tal y como pasaba, por ejemplo, con Lewis Hamilton y Valtteri Bottas en Mercedes.

El piloto madrileño ya manifestó esta temporada que no merecía ser segundo piloto, y si llega Vasseur sus peores deseos podrían hacerse realidad. El nombre de Ross Brawn también ha sonado y eso sería mejor para Sainz, pero por el momento solo queda esperar a que la escudería italiana se pronuncie oficialmente al respecto.