Fernando Alonso ha logrado meter en Q3 al Alpine en su primera clasificación de F1 tras más de dos años de ausencia. El asturiano, con un coche que se escondió en los Libres, acabó noveno en la pista de Sakhir y saldrá tras el Ferrari de Carlos Sainz y por delante del Aston Martin de Lance Stroll.

En los micrófonos de DAZN, el asturiano se confesó: "Teníamos algo más guardado que nuestros rivales... pero no eran dos segundos. No teníamos eso en el bolsillo, estábamos a dos segundos y medio en algunos Libres".

"Ha ido todo mejor de lo esperado. Estoy muy contento porque ha sido complicado. No tenía confianza en la parte trasera del coche y trabajamos ahí, pero nunca terminamos de confiar del todo", afirmó.

Alonso hace mención a al avance que mostró a lo largo de la clasificación: "Nunca sabes dónde estás. Miraba al monitor y no sabía si era quinto o 17º. Estoy contento al ver que se progresaba en la crono".

"La temperatura ha afectado algo. El calor nos iba peor y por la noche nos iba bien. La carrera es de noche... así que mejor", cuenta el bicampeón del mundo de Fórmula 1.

Eso sí, en rese respecto, Fernando avisa: "Llevo dos años y medio sin reaccionar a un semáforo. Las salidas en WEC y en Indianápolis eran lanzadas. Parecen cosas banales, pero..."

"Si todo es suficiente para ser séptimos, bienvenido será. Si somos duodécimos será que ha habido once coches y once pilotos mejores", sentencia Fernando Alonso.

Te puede interesar

Los 10 mejores momentos de Fernando Alonso en Fórmula 1

Sebastian Vettel, la gran decepción de la clasificación de Baréin: fuera en Q1 en su debut con Aston Martin

El momento de tensión de Carlos Sainz en la Q1 de Baréin: "¡El motor se ha parado, no sé por qué!"