Segunda toma de contacto de Fernando Alonso con el Renault. Aunque en esta ocasión de una manera muy distinta, con el coche de la temporada 2018, el RS18.

El asturiano, que ya trabaja al 100% con la escudería gala después de su aventura en las 500 Millas de Indianápolis en el mes de agosto, ha completado un total de 93 vueltas al circuito de Baréin.

El equipo publicó varias fotografías en las que se podía ver al asturiano conduciendo el monoplaza, de color negro, y con los habituales patrocinadores. Un mensaje, claro, muy compartido por sus fans.

"RS18, Fernando. Fernando, RS18. Esperamos que os hayáis llevado bien durante vuestras 93 vueltas juntos hoy en Baréin", escribió el futuro equipo Alpine, que sigue de dulce tras otro podio de Daniel Ricciardo esta temporada.

 

Se trata del segundo test de Alonso tras el realizado en Barcelona, en esa ocasión sí con el coche de esta actual temporada. "El coche es más rápido que yo", dijo entonces.

En esta ocasión, de momento, no ha realizado declaraciones oficiales. Lo podría hacer este jueves después de una segunda jornada en la que su misión volverá a ser rodar todas las vueltas posibles.

La vuelta de Alonso cada día está más cerca. Y todo ello con un equipo que continúa ilusionando. Una coctelera ideal.

"Fue amor a primera vista". Esa fue la reacción del bicampeón de la Fórmula 1 (2005 y 2006) en sus redes sociales.